miércoles, 17 de marzo de 2010

Santísimo Señor de Torrechayoc de Urubamba-Cusco


RESEÑA HISTORICA DE LA APARICIÓN DEL SEÑOR DE TORRECHAYOC


Cuando se origina el gran terremoto del año 1650, enterr{o todos los caminos que comunicaba a Urubamba y Lares por Yucay por donde transitaban los arrieros y jesuitas siendo pr{acticamente destrozado e inhabilitado. A raíz de ello, todos los caminantes optaron a transitar por Yanahuara y el dueño de la hacienda les cobraba peajes excesivos a viajeros a los valles de La Convención y Lares. Lógicamente los más perjudicados fueron los comerciantes y caminantes que lamentaron con suspiros y gritos al cielo pidiendo al Altísimo misericordia y perdón. Testigo excepcional fue el cura de Lares: Fray Diego de Mendoza.

Transcurrieron muchísimos años donde los gobiernos de turno de ese entonces no se preocupaban por la rehabilitación de esos caminos perdidos. Entonces hacia el año 1867 surge la Institución Sociedad Mutua de Protección encabezado por el Doctor Guillermo Hinojosa Bujanda conjuntamente con un grupo de notables caballeros de la época, con el objetivo de preoccupar el adelanto moral y material de la provincia. Entre sus miras progresistas se propuso abrir el camino que comincara a Lares. Concebido este proyecto se envión diferentes comisiones encargadas de explorar el lugar, el cual tuvo muchas dificultades por la naturaleza misma de la obra. A consecuencia de ello, hubo persecuciones temerarias contra los socios de esta honorable Institución como si fueran rebeldes. Sin embargo, el entusiasmo era cada vez mayor y es cuando se produce el ingreso a la Sociedad del entusiasta y laborioso Sub prefecto Coronel Don José M. Pereira que prestó todo su apoyo y prestigio a este importante proyecto.

Hechos los cálculos para el trayecto proyecado, se acuerda iniciar la apertura del camino en marzo de 1867, conducido por el sub prefecto y encabezado por la Sociedad Mutua de Protección. Urubamba participó con mil hombres, posteriormente Huayllabamba y Urquillos lo hace con 300 hombres avanzando, de esta manera, hasta Pacchac. Maras siguió con il trescientos mareños a ruido de sus cornetas, siguiendo el trabajo de la pampa de Pacchac en su difícil subida, subiendo después los ollantaytambinos(tambeños) con 400 trabajadores, formando carpas a lo largo de la construcci+on llegando hasta la pampa de Cuyoc. Los yucabinos aperturaron la nieve.

Trabajos encabezados por la Sociedad, si bien es cierto no perfectas, pero con la esperanza con el tiempo lo sería y conjuntamente a ello algún día pasara por ahí un ferrocarril. Luego de la conclusións de los trabajos realizados, con la asistencia de más de dos mil personas, se celebró una solemne y eucarística misa de profunda fe con e fin de ubicar la Cruz en medio de la nieve, entre el límite de Urubamba y Lares, según narración del periódico LA UNIÓN, de ese entonces. Aquí se inicia la trascendental, milagrosa e histórica aparición de la CRUZ DE SICLLACCASA declarándolo Patrón Jurado de la Sociedad Mutua de Protección de la Provincia de Urubamba. Al sitio se le denominó Abra de Sicllaccasa.

Aclarar que, en Urubamba a esa fecha ya existían tres cruces: Sayhua, Tantanmarca y Señor de Rumichaca de Cristo Ascención bajo la responsabilidad de los caciques de los Ccotos, Chicón (Pacas Chichubamba). La CRUZ del Señor de Torrechayoc en el transcurso del tiempo por sus poderes sobrenaturales como Árbol Sagrado, benefició con diferentes milagros al hombre que va con fe y busca su sanidad, al que pide suerte en el trabajo y buena fortuna en los negocios y ante todo, vida y salud; se impone la milagrosa CRUZ La Patrona de Urubamba era la Virgen del Rosario, antes de la caída del cerro Qosqo Ccahuarina, hoy Yawarmaqui.

El sitio donde actualmente se encuentra la Cruz del Señor de Torrechayoc, era en las cercanías de las propiedades del sacerdote Pablo Justiniani (párroco de Lares), Antonio Valdez Ugarte (Urubambino) y Damián Rodríguez (Sacerdote de Ollantaytambo) dueño de Pintacha al lado de los lareños, Larespampa.

Comentar los reslatos de los diferentes transeuntes, conmerciantes, comuneros, de las comunidades de Huacahuasi, Cuncani, y Lares que en sus sueños el Señor les revelaba el intenso frío, lo helados vientos que sentía el encontrarse abandonado a su soledad. La ocurrencia reiterada de estos ueños o revelaciones, fue comunicada por un humilde hombre honesto de la comnidad viajando a Urubamba e informa a las autoridades y vecinos de tales sucesos, los mismos que no hicieron caso en la primera, sino despué de varios avisos.

El 16 de enero de 1882, a la muerte del Doctor Guillermo Hinojosa Bujanda, presidente vitalicio, se renueva la Junta Directiva recayendo en la persona del Señor Belisario Hinojosa Escobar, quién solicita a sus consocios para que la CRUZ colocada en el Abra de Sicllaccasa sea traída a Urubamba para su veneración y celebración de su festividad y además construirle una capilla.

Aceptada la petición, la Cruz sería traída a Urubamba. El 24 de enero, se organizó una expedición cuesta arriba para comprender la marcha, llegando al abra donde se encuentran con la sorprreesa que junto a la primera Cruz había otra similar a su lado, pero de menor tamaño (actualmente se encuentra en la casa de familia Hinojosa) sin haber determinado su historia.

Existen relatos e historias, ocurrencias, sueños y milagros que obra en el colectivo oral de la gente y en los archivos de nuestra Institución. Relatos como que, cuando se trajo la Cruz, su silueta quedó impregnada en una peña que se muestra en el afiche del año 2005, la misma que empezó a derretirse.

Así se origina la historia del nacimiento de la Cruz de Torrechayoc, venerada por la mayor devoción y derroche de alegría de todos los fieles llegados de distintos lugares de la Patria del exterior para celebrar la fiesta de PENTECOSTÉS (bajada del Espíritu Santo), fiesta en la que se disputan en recibir los cargos de la festividad para el siguiente año, como muestra de gratitud por los milagros concedidos.

Las iniciativas asumidas por la Sociedad implicaron el inicio de reformulaciones en sus acciones de modo que, en el año de 1978 fue disuelto la sociedad Mutua de Protección estando de presidente Don Fidel Cobarrubias Farfán, cambiando su razón por la de COMITÉ PRO CONSTRUCCION DEL TEMPLO, presidido por el devoto chofer Señor Froilan P{erez Atapaucar qui{en renunio al poco tiempo por motivos de salud, dejando la presidencia al vicepresidente Don Leoncio Acuña Flores quien condujo la institución por muchos años. Actualmente se denomina ASOCIACIÓN DE DEVOTOS DEL SEÑOR DE TORRECHAYOC reconocidop or Dereto Arzobispal del 6 de abril de 1998 con el N° 179-98, firmado por el Monseñor ALCIDES MENDOZA CASTRO. El 28 de noviembre de 1921, se le da el reconocimiento legal por el esato peruano, gracias a la gestión del Diputado por Urubamba Doctor Ramón Nadal mediante el decreto ley N° 4223, POR TANTO LA Asociación Civi de Deevotos del Señor de Torrechayoc cuenta con 139 años de Fundación y 85 años de reconocimiento legal.

En el mes de noviembre del 2000 a raíz de una serie de acontecimientos entre la Asociación y la Parroquia de Urubamba el Señor Ramiro Segovia Asencio, Presidente d ela Institución plante en reunión extraordinaria la necesidad de ir al lugar de Sicllaccasa en peregrinación, el cual fue paprobado en forma unánime por los asistentes. La peregrinación se fijo para el mes de diciembre como la primera expedición de ir al abra de Siccllaccasa para lo cual se ofició a las diferentes insittuciones, población en general para su participación. Se partió a la 1.30 am. De la madrugada con 49 personas, llegando al sitio solo alrededor de 26 persnas con un cansancio extremo, pero con la alegría yl a satisfacción de haber alcanzado el objetivo. Este evente se realiz´después de 119 años, haciendo una caminata de 6 a 8 horas. Cuando se llegó al mismo sitio, se encontro una peña muy grande en el cual está impregnada la Silueta de la Cruz del Señor, el tronco mayor en dos hileras profundas y los brazos en forma de hileras también, fue alo muy impresionante que nos causó entusiasmo, alegría y una mezcla de emociones encontradas e indescriptibles por tan hermosos hallazgo y descubrimiento, porque nos encontrábamos ante la historia viviente más grande y hermosa de nuestro Patrón Jurado El Señor de Torrechayoc, con más de un siglo de existencia.

Luego de las emociones encontradas y para dar gracias por el inicio de la PEREGRINACIÓN la Junta Directiaa se reunió con todos los socios, devotos fieles y alguos representantes que llegaron de las instituciones oficiales con tal fin. El domingo inmediato al presidente Ramiro Segovia, informó del peregrinaje en reunión ordinaria de la institución, donde se acordó INSTITUCIONALIZAR el peregrinaje para todos los años una semana antes de los festejos del Señor de Torrechayoc, como lo hacen en Santuarios más conocidos del mundo. Esta idea de hacer el peregrinaje es un aporte de la Asociación Civil de Devotos del Señor de Torrechayoc, o sólo como fervor religioso sino también como un nuevo polo de desarrollo de turismo agro-ecológico para estas zonas olvidadas.

La Asociación Civil de Devotos del Señor de Torrechayoc con el único afán de mejorar nuestras festividades a partir de este año 2006, instituye ormas de conducta y buen comportamiento delos danzantes y bailarines que participan en estas Fiestas patronales. Para ello se convocó a una reunión de Caporales, Carguyoc y la Parroquia. En esta reunión de mucha trascendencia, se acordó la Creación de Una Comisión de Una Comisión y el personaje de los Majtas, los mismos que tendrán la función de hacer respetar las normas instituidas.

Este 2006 se preveé la praticipación de más de 4000 peregrinos, para lo cual se vienen realizando coordinaciones con las diversas instituciones.

Publicado en el Programa de Festejos del Señor de Torrechayo-Urubamba 2006.

1 comentario:

  1. Bonito relato. Sr. Ivanovich, ¿puede citar sus fuentes de información? Gracias.

    ResponderEliminar